El error positivo

Un libro sobre cómo convertir los errores en oportunidades.

Errores a la japonesa, a la estadounidense y a la española

Nos alegra ver que no somos lo únicos que pensamos que la percepción sobre los conceptos error/éxito/fracaso va unida a las características culturales y geográficas. Hoy nos hemos encontrado con un interesante artículo en el NYT:

FOR Americans, failure tends to be accepted as an intrinsic feature of an economic system in which risk-taking often brings great reward. If necessity is the mother of invention, then failure is the unfortunate progeny of often-lucrative adventuring. Failure is, of course, wrenching. Yet the American narrative is littered with examples of heroes’ transcending past calamities, their failures worn as badges of resilience. 

In Japan, by contrast, failure traditionally carries a deeper stigma, an enduring shame that limits the appetite for risk, in the view of many of the nation’s cultural observers. This makes the Japanese far less comfortable with choices that increase the prospect of failure, even if they promise greater potential gains.

En el capítulo 8 de ‘El error positivo’ hablamos (a partir de estudios y de la opinión de expertos, que nosotros sólo somos periodistas) de las diferentes perspectivas sobre estos conceptos en hombres y mujeres, en emprendedores españoles y extranjeros, incluso en la influencia de si se emprende por necesidad o por oportunidad, y, claro, nos ha llamado la atención este artículo.

El periodista Peter S. Goodman, en su artículo ‘Failure Offers Lessons Japan Would Rather Forget‘ en el The New York Times, se ha hecho una pregunta similar, sólo que comparando cómo se comportan los estadounidenses y los japoneses frente a la asunción de riesgos y a la aceptación del fracaso.

Para los primeros, dice Goodman, “el fracaso es una característica intrínseca de un sistema económico en el que a menudo el riesgo proporciona grandes recompensas”. Y, por tanto, tienden a aceptarlo. Por el contrario, para los japoneses, “tradicionalmente, el fracaso comporta un estigma más profundo, una vergüenza duradera que limita el ansia de riesgo”.

Y lo más curioso del asunto es que conocen y aceptan esas limitaciones y han intentado poner remedio “inculcando una mayor tolerancia al fracaso”, señala Goodman. ¡¡¡Han creado una Asociación para el Estudio del Fracaso, algo que a nosotros nos parece una buena iniciativa!!!

¿Por qué nos parece una buena iniciativa? Ahí va un dato: El último informe GEM, elaborado anualmente por el Instituto de Empresa en España, en el que se evalúan todos los factores que influyen en el cierre y puesta en marcha de nuevas empresas, advierte que el temor al fracaso entre los que deciden emprender ha aumentado con respecto a años anteriores, situándose en el 48,5%, y se ha equiparado en todos los grupos estudiados (españoles, extranjeros comunitarios y extranjeros de régimen general).

Ese miedo al riesgo también ha aumentado respecto a la población en general estudiada por el GEM (españoles de 18 a 64 años) igualándose prácticamente a los niveles de 2004 cuando el 48,3% (en 2008 ha sido del 48,2%) afirmaba que “el miedo al fracaso sería un obstáculo para emprender”.

Como destaca el Círculo de Empresarios, basándose en datos del Eurobarómetro 2007 (4), “España es el país (de la Unión Europea y Estados Unidos, que también se tomó como referencia para este estudio) donde más peso tiene, en la elección de un trabajo por cuenta ajena, el temor a las consecuencias legales y sociales del fracaso”.

Anuncios

Archivado en: libro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El error positivo en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: