El error positivo

Un libro sobre cómo convertir los errores en oportunidades.

Errores habituales (dar forma a la idea de negocio)

A partir de esta semana vamos a hacer una selección de los mejores consejos que hemos reunido para evitar errores a la hora de poner en marcha un negocio.

Para empezar, estos son algunos de los errores más habituales que se cometen a la hora de dar forma a una idea de negocio:

1. Es un error pensar que únicamente montas la empresa para ganar dinero:

“Si sólo estás pensando en hacerte rico… vas por muy mal camino. Tienes que tener vocación de empresario. Para empezar, plantéate qué tipo de empresa quieres crear, y con qué proyección de futuro. Mientras más claro esté el camino que quieres seguir, menos te perderás. Hay emprendedores que montan su empresa únicamente porque se quedan en paro y no tienen –o no ven– otra salida. A la larga, está demostrado que esto es una fuente continua de problemas. Si un emprendedor no está motivado, por mucho que te asocies después con otras personas que estén motivadas o que tengan más claro por qué quieren emprender, si algo sale mal terminarás tirando la toalla a la primera de cambio”.

2. El peligro de ‘desenfocarse’:

“Los emprendedores suelen desenfocar del objetivo principal de una empresa: vender, vender y vender. Nos descentramos con mucha facilidad. Céntrate en la calidad de tu producto, en el momento de venta de tu producto o de prestación de tu servicio, y en tener un buen servicio post-venta. Y el resto subcontrátalo. Supervísalo, pero subcontrátalo (tanto lo que no sepas hacer como lo que te requiera un esfuerzo que te quite de vender). Si sueñas con tu idea, en lugar de con las cuentas, se te van a ocurrir muchas más ideas. Pero, cuidado, eso no quiere decir que te desentiendas”.

3. Tú no vendes lo que quieres, sino lo que la gente quiere comprar:

“Cuando arrancas con tu negocio no es tan importante hacer un business plan perfectamente definido a tres años como saber de dónde te van a venir tus ingresos. Para hacerlo bien no sólo tienes que echar cuentas, también tienes que salir a la calle y hablar con tus clientes potenciales, primero, y con gente de tu sector. Esto te llevara seguramente a rehacer tu plan inicial. Un buen plan de negocio y un estudio de mercado hecho por el propio emprendedor tocando puertas personalmente es la mejor manera de empezar con unas garantías razonables de éxito”.

4. No abras la puerta sin tener clientes:

“No se puede abrir la puerta de la empresa y ponerse en el despacho a esperar clientes o comenzar en ese momento a pensar en cómo tenerlos. Ese trabajo debe de estar hecho de antes. Has debido ya captar algunos clientes, que te aseguren algún ingreso o tener claro cómo van a entrar por tu puerta. Los negocios de los emprendedores suelen ser débiles en cuanto a capitalización y no pueden permitirse el lujo de acabar con los recursos económicos antes de haber tenido tiempo de poder demostrar que tienen un lugar en el mercado”.

5. Te estás olvidando de tu competencia:

“Por si no te lo han dicho todavía, siempre vas a tener competencia. Antes, durante… y después. Una primera señal para saber si tu plan de empresa no funciona es cuando aseguras que no tienes competencia o se te olvida mencionar cómo es tu competencia. Y por competencia no sólo tienes que tener en cuenta tu competencia directa, también tu competencia indirecta”.

6. No da lo mismo en qué momento lanzas tu empresa:

“Planifica y decide la creación de tu empresa con antelación procurando siempre que te sea posible que el inicio de tus operaciones coincida con el año natural. No pienses en las subvenciones como base de tu empresa cuando quieras empezar un negocio… lo único que conseguirás es perder tiempo. Eso sí, infórmate de las exenciones y ayudas que existen para emprendedores”.

7. Huye de exageraciones en tu plan de negocio:

“Tu plan de negocio tiene que ser realista, nada de “vamos a ser lideres mundiales, conquistaremos el 1% del mercado chino, no tenemos competencia, nuestra tecnología es única”.Un plan de negocio no deja de ser una venta. De hecho, la primera venta de tu empresa es la venta de tu empresa a tus inversores, tanto si es a un banco, como a un inversor privado, como a un business angel, como si es al responsable de adjudicar una subvención concreta en un departamento de la Administración pública”.

Ahora barremos para casa: en la revista Emprendedores escribimos una sección en la que sugerimos ideas de negocio a partir de cosas que leemos en la prensa extranjero, investigamos en Internet, nos encontramos en el BOE o sencillamente imaginamos. A veces, también, escribimos reportajes más largos donde hacemos verdaderos brainstorming de ideas de negocio.

Anuncios

Archivado en: libro

One Response

  1. […] Errores del emprendedor a la hora de dar forma a su plan de negocio […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El error positivo en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: