El error positivo

Un libro sobre cómo convertir los errores en oportunidades.

Errores habituales (finanzas) 1 de 2

Ahí van algunos de los mejores consejos que nos han ofrecido para abordar la financiación y la gestión financiera de un negocio:

1. ¿Te merece la pena gastarte tanto en publicidad?

“Lo más importante a la hora de emprender es controlar el gasto. Te cuenten lo que te cuenten. Normalmente al arrancar el proyecto cuentas con la tesorería obtenida por líneas de crédito y subvenciones amplia y como tienes en mente comenzar a reportar beneficio pronto, no reparas en realizar inversiones. Sobre todo en el campo del marketing y la publicidad. Es muy importante dar a conocer tu marca para poder comenzar a vender e igualar la balanza de gastos/ ingresos, pero hay que pensar mucho cuanto inviertes, y en dónde, y qué retorno te puede retornar el dinero invertido en publicidad que es una de las partidas mas caras”.

2. Ojo con los tiempos de pago de la Administración Pública:

“Mi empresa funcionaba perfectamente casi desde el inicio en la hoja de Excel, la oficina no daba a basto de trabajo y tuve que contratar (buena señal), pero sin embargo, al trabajar con la Administración Pública, tenía enormes problemas de liquidez, puesto que me pagaban muy tarde, pero mis pagos se tenían que hacer en el momento (empleado, alquiler, seguros…)”.

3. Las ayudas públicas te pueden salir el doble de caras (con que sólo evites este error habitual, nos damos con un canto en los dientes):

“Las ayudas públicas se tienen que plantear de esta manera: Primero busco dinero para financiar esa inversión que necesito y después presento los papeles para ver si puedo recuperar o abaratar esa inversión. Tienes que tener presente que puede que no te concedan esa inversión. Si no se hace así, puede que al emprendedor le termine costando el doble de lo que debería haberle costado en un principio”.

4. Te vas a quedar corto con tus previsiones de ingresos y más aún con tus gastos:

“Para evitar esto tienes que tener muy claro que cobro no es igual a ingreso, y que gasto no es igual a pago. Y el truco es que el desfase temporal cobro-ingreso de tus trabajos, que, por supuesto, no eliges tú, lo tienes que ajustar mediante un desfase análogo en tus pagos-gastos, que eso sí que lo puedes negociar”.

Anuncios

Archivado en: libro

2 Responses

  1. […] Errores financieros del emprendedor (3 de 4) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El error positivo en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: