El error positivo

Un libro sobre cómo convertir los errores en oportunidades.

Errores de principiante: cálculo de viabilidad

¿Estás comenzando a dar forma a un negocio?

Le hemos estado dando vueltas a lo que comentábamos ayer en la entrevista de Radio Nou: ¿cuál es el mayor fallo de los emprendedores primerizos cuyos negocios fracasan? Creemos que se puede resumir en la falta de previsión, el exceso de optimismo al evaluar la penetración de tus productos o de tu servicio en el mercado y al calcular tus ventas, una insuficiente definición de tus costes o una cuantificación incorrecta de tus inversiones pueden hacer que un negocio con potencial se quede en el camino.

Antes de emprender y a la hora de echar cuentas ten en cuenta estos consejos:

1. Antes de calcular cuánto te va a costar vender, tienes que calcular cuánto vas a vender. Un primer paso consiste en hacer pruebas acerca del volumen de ventas que podrías alcanzar el primer año con tu negocio, siempre con capital propio, antes de tener en cuenta qué financiación va a necesitar tu proyecto. 

2. Cuando hablamos de dinero… ¿de cuánto dinero estamos hablando? ¿En qué lo vamos a emplear? ¿Cuándo lo vamos a emplear? ¿Cuándo lo necesitamos? ¿Cuándo lo vamos a devolver? ¿Cuánto vamos a conseguir con la actividad de nuestra empresa? ¿Cuánto va a ser en efectivo? No es tan sencillo. ¿Sabes, por ejemplo, cuánto te va a costar un crédito?

3. Piensa en cómo puedes convertir los ingresos y los gastos en cobros y pagos. NO ES LO MISMO. Un ingreso no te sirve para nada si no eres capaz de transformarlo en un cobro. Si no, no es más que una anotación contable.

4. Calcular tus gastos e inversiones es sólo una parte. A continuación tienes que averiguar cuánto te tiene que costar lo que vendes para alcanzar números negros y comenzar a tener beneficios. Esto te permitirá afinar también el precio de tus productos o tus servicios.

5. Una cosa es tener beneficio y otra, tener caja (dinero en el bolsillo). El beneficio es una opinión. La caja es una realidad. Puedes tener beneficio y no tener caja: en el beneficio entran los ingresos, lo que vendes, pero si cobras a 180 días, realmente no tienes dinero para afrontarlo.

Ahora ya nos quedamos más a gusto.

Recursos on line

Si quieres echar cuentas on line, ahí van algunos recursos:

La aplicación diseñada por el Área de Análisis de Proyectos del BIC Galicia facilita a un usuario sin amplios conocimientos financieros la introdución de los datos necesarios para elaborar un plan económico financiero con un horizonte temporal de cinco años.
Se trata de una herramienta interactiva que permite a la empresa conocer  su posición económico-financiera respecto a su sector, comparándose con su entorno competitivo más directo. Genera un informe de viabilidad del proyecto.
Permite descargarse una hoja de cálculo para realizar un plan financiero (ofrece también un tutorial para rellenar los datos). No es necesario darse de alta para acceder a esta aplicación. Para realizar el plan de empresa completo, sí es necesaria el alta.
Ofrece la posibilidad de realizar un Plan de Empresa On Line. Un tutorial guía al usuario en la elaboración y redacción de tu proyecto empresarial. Es necesario darse de alta. Una vez registrado, ofrece también una calculadora.
Barriendo para ‘casa’: Cómo crear una empresa – revista Emprendedores. Hay contenido muy práctico. Nuestros compañeros de la edición web, Javier y Analía, han recogido los mejores reportajes para ponerse en marcha. No tiene desperdicio.
Anuncios

Archivado en: libro

Entrevista Radio Nou (2): Poner en marcha una empresa

Esta mañana nos han vuelto a entrevistar en Radio Nou para ver cómo poner en marcha una empresa y ver los errores más habituales que se cometen en los primeros pasos, las ideas preconcebidas que no funcionan y ver dónde encontrar recursos gratuitos en la web para dar forma a una idea de negocio.

En los cinco primeros años de vida mueren el 50% de las empresas, y en el primer año, el 20%. Está claro que emprender es una opción que no carece de riesgos, pero si nos informamos de las actuaciones y trámites a realizar, podemos aumentar nuestras probabilidades de éxito.

Una de las bazas para que nuestra iniciativa salga adelante puede radicar en el uso de la información: saber a qué fuentes podemos acudir, cuáles son los organismos implicados en la concesión de ayudas, qué plazos hay, cómo presentar solicitudes, etc. Muchos emprendedores se saltan esta parte… y es un primer error.

Evalúa tu capacidad emprendedora

¿Qué es lo primero que necesitas cuando ya tienes una idea en la cabeza? Lo primero que tienes que hacer es evaluar tus capacidades emprendedoras. Y en segundo lugar, evaluar tu idea de negocio. ¿Tendrá receptividad en el mercado? ¿Será atractiva? ¿Se trata de una idea original? En un primer momento es más importante esto que su viabilidad puramente comercial. De hecho esto ha de ser previo al plano comercial.

 ¿Dónde puedes evaluar tus capacidades y ver si tu idea tendrá receptividad en el mercado?

¿Cómo puedes saber si tienes una idea de negocio entre manos? En materia de información y formación, el recurso más práctico es acudir al recurso más próximo desde un punto de vista geográfico: agencias de desarrollo local y ayuntamientos, asociaciones empresariales, y cámaras de comercio. Sobre todo, para obtener una panorámica general de a qué se va a enfrentar. Para hacerse una idea de qué va a necesitar para emprender, en Internet va a encontrar una larga lista de recursos.

¿Qué recursos puedes consultar on line? 

Antes de salir a la calle a informarte, tienes a tu disposición recursos on line que te van a orientar a la hora de poner en marcha tu negocio. (Recuerda que éste es sólo un punto de partida y que el asesoramiento que recibas tiene que ser siempre en primera persona).

Dirección General de la Pyme

Aunque suene ‘oficial’ es un buen punto de partida si todavía no has llamado a ninguna puerta y si tu idea está todavía en una fase embrionaria. A través de esta web puedes llevar a cabo un completo autodiagnóstico de tus actitudes y habilidades emprendedoras –en función de tus carencias, te orienta sobre los pasos que tienes que dar para superarlas–. Tienes también a tu disposición un juego de simulación empresarial que te permite evaluar si tienes entre manos una oportunidad de negocio que podría funcionar en el mercado, y te echa una mano para evaluar su viabilidad técnica, comercial y financiera.

Aquí encontrarás, además, información sobre todos y cada uno de los trámites –tanto información como enlaces on line a las instituciones con quienes tendrás que resolver el papeleo– que vas a tener que seguir para constituir tu empresa, así como orientación sobre las formas jurídicas que puede adoptar tu empresa y una herramienta interactiva para que tu plan de empresa –con explicaciones prácticas sobre cada uno de los conceptos para que comience a tomar forma tu negocio (al menos en una primera fase te va a dar una idea de todos los factores que deberás tener en cuenta si quieres llevar tu idea de negocio adelante).

Aquí encontrarás también información básica sobre los instrumentos financieros que tienes ahora mismo a tu alcance y cuáles son todas las fuentes de financiación oficiales que puede tener tu empresa y sobre el panorama actual de business angels. También ofrece información sobre fórmulas de contratación laboral –incluye, además, enlaces con las entidades con las que tendrás que llevar a cabo los trámites–. Es un buen punto de partida para que te hagas idea de qué vas a necesitar.

 Ventanilla Única Empresarial Virtual

Esta web ofrece una guía básica para crear una empresa. Incluye también información práctica sobre los trámites administrativos que tendrás que llevar a cabo –pone a disposición de los emprendedores un buscador y una completa guía de trámites estatales, autonómicos y locales específicos – y cuáles son las obligaciones que vas a tener como empresario una vez vea la luz tu proyecto –básicamente compromisos fiscales y obligaciones contables; si los vas conociendo ya, te resultará más fácil después elaborar la parte financiera de tu plan de negocio–. En esta web encontrarás un mapa con todas las ventanillas abiertas en España, con direcciones y números de teléfono para que puedas concertar una cita para que te den un primer asesoramiento sobre qué vas a necesitar para poner en marcha un negocio.

Prop Emprendedores

Esta web de las cámaras de comercio valencianas cuenta con una Herramienta de Simulación Empresarial para la elaboración de un análisis provisional de las distintas áreas de la empresa: marketing, tecnología, recursos humanos, económico-financiero-institucional pretendiendo crear un documento de apoyo para la toma de decisiones.

Revista Emprendedores

Disclaimer: Como redactores de la revista Emprendedores (llevamos diez años escribiendo todos los meses sobre cómo emprender), hoy nos lo han puesto muy fácil. En la web de la revista hemos creado un micro-site con los reportajes más prácticos para aprender a montar un negocio. El mérito no es sólo nuestro, también de nuestros compañeros Javier, Pilar, Isabel y Analía.

Además, barriendo para Valencia, puedes consultar estos otros recursos:

Arrancar en la Comunitat Valenciana.

Asesoramiento para jóvenes.

Manual del emprendedor (Cámaras de Comercio de Valencia).

La semana que viene, más. Tenemos que hablar sobre formación y sobre cómo calcular cuánto dinero vas a necesitar para tu negocio.

Archivado en: libro

Errores habituales (ventas)

Ahí va la última tanda de consejos de primera mano para evitar errores cuando se arranca con una empresa, en este caso en el campo del marketing, la publicidad y la comunicación (algunos te sonarán demasiado obvios, pero, desafortunadamente, se esconden detrás de los errores más comunes de principiante):

1. Si bajan las visitas de tus comerciales, ten por seguro que bajarán tus ventas

“Está demostrado: si en un mes baja el nivel de salidas de tus comerciales, sabes que en unos meses no conseguirás los objetivos de ventas que te has marcado. Y lo sabes con anticipación suficiente como para poder compensarlo. En muchos sectores esto es diario: si en un día no recibo tantas llamadas, entonces no conseguiré estos objetivos”. 

2. Te vale con tener información al 50% de tus clientes. No hace falta un 100%

“Resulta fundamental montar sistemas para que la información que tienes sobre los clientes, los productos y la actividad sea fácil de ver sin tener que hacer macroestudios todos los meses. No hace falta tener información al 100%. A veces con tenerla al 50% todos los meses es suficiente. Y si eso, además, lo cruzas con los datos financieros, mejor que mejor”. 

3. Sale uno de cada 20 proyectos… así que tendrás que presentar cientos

“Conscientes de que el rumbo empresarial no es una cuestión del azar, no puedes apostar todo a una única carta. Si un proyecto se viene abajo por cuestiones ajenas a tu labor profesional, tienes que tener otros en lista de espera. Los engaños, falsos sueños y espejismos son constantes, hay que saber verlos, anticiparse y no darse por vencido. Cuánto antes sepas que sale uno de cada veinte proyectos, antes sabrás que no te puedes caer en un pozo de agonía y lo que tienes que hacer es generar cientos y luchar cada día”. 

4. Tú eres la imagen de tu empresa, tú eres tu marca

“Procura no olvidarlo porque ahora tienes otras responsabilidades y tu marca va vinculada a ti en todos los actos sociales a los que acudes, todos los correos electrónicos que envías y todas las conversaciones que mantienes. Con clientes/ empleados/ proveedores/ etc.”.

Archivado en: libro

Entrevista con Juan A. Bertolín, Innovation & Project Manager de Espaitec

Hemos hablado con Juan A. Bertolín, Innovation & Project Manager del Parque Científico y Tecnológico de la Universidad Jaume I sobre cómo perciben estudiantes y emprendedores el error desde la barrera. No tiene desperdicio.

1.- ¿Qué percepción tiene sobre cómo valoran los conceptos de error y fracaso los estudiantes y emprendedores que acuden al parque científico con una idea de negocio?

“El concepto de error y fracaso siempre ha sido un tabú para la mayor parte de emprendedores, muchos llegan con ideas de negocio en las que no conciben error o fracaso alguno a pesar de que el mercado pueda estar indicando que no es el momento para ponerlos en marcha, pero, lo más importante, es el entusiasmo y personalmente creo que es precisamente el único activo que puede ayudar a levantarse después de un intento fallido de poner en marcha una iniciativa empresarial”.

“Yo prefiero no llamarlo fracaso empresarial sino formas de cómo no hacerlo, similar a la famosa frase de Edison cuando inventó la bombilla I have not failed. I’ve just found 10,000 ways that won’t work. Aunque obviamente, es fácil decirlo y menos aplicárselo a uno mismo sobre todo cuando hay mucha ilusión en lanzar un proyecto con el que has soñado toda tu vida”.

2.- ¿El miedo a equivocarse les hace tener menos iniciativa en la toma de decisiones?

“Puede que sí. Nosotros desde espaitec intentamos ayudarles en su aventura empresarial a través de sesiones de charla y reflexión (lo que ahora se le ha tildado de coaching como algo innovador aunque haya existido siempre), revisando sus planes de negocio e intentando buscar conexiones con otras áreas/sectores o iniciativas empresariales que les puedan favorecer. En esta sesiones intentamos (todos: ellos y nosotros) ser creativos y animarles a seguir con su idea de negocio o aconsejarles cómo reorientarla si dilucidamos que puede haber algún conflicto”.

“Hay que tener en cuenta que los emprendedores no siempre tienen tiempo de reflexionar sobre el futuro de su modelo de empresa porque tienen que dedicarse al día a día y en ocasiones deberían tomarse un descanso sólo para mirar atrás, pensar y dejar la mente abierta para cualquier iniciativa creativa que pudiera darles un valor diferencial frente a sus competidores. Por otra parte, el miedo ayuda a ser prudente dado que la excesiva temeridad tampoco es saludable”.

3.- ¿Cuáles son los errores más habituales con los que te encuentras en tu labor como asesor de emprendedores?

“Hay un temor, más que error aunque si te dejas llevar acabas por cometerlo, bastante patente: el miedo a estar preparado para lanzarte a la internacionalización de tu producto. Hemos conocido iniciativas que primero comenzaron en USA y una vez exitosas vinieron a España. El proceso de internacionalización no tiene porqué suponer que tienes que abrir una oficina en el extranjero sino establecer contactos en otros países que puedan llegar a sondear los mercados en esos países para una posible comercialización de tu producto”.

“Vivimos en un mundo global y para tener éxito no puedes desarrollar tu actividad localmente únicamente. En nuestro caso, a través de las redes de parques científico-tecnológicos nacionales e internacionales ofrecemos la posibilidad de intentar abrir mercados fuera con riesgo mucho menor que si fueran aventuras individuales”.

“Hemos encontrado situaciones en las que la distribución de la sociedad entre varios socios ha llevado a conflicto cuando no había ninguno que tuviera más participación que el resto abocando en situaciones de bloqueo. En muchas ocasiones las empresas comienzan con un grupo de amigos con ideas muy buenas pero hay que definir claramente la responsabilidad de cada uno y siempre tiene que haber uno sólo que, en última instancia, sea el que toma la última decisión, aunque ésto no siempre gusta”.

“Otra dificultad por la que pasan muchos emprendedores es su falta de capacidad de gestionar la empresa, son muy buenos técnicos, expertos en la materia pero no disponen de un perfil o formación adecuados para gestionar la empresa y finalmente tienen que aceptar contratar un gerente/gestor externo. Este problema es habitual y acaba creando conflictos en ocasiones insalvables”. 

4.- ¿Se debería formar a los jóvenes, desde edades tempranas, en cómo aprovechar los errores para alcanzar el éxito?

“Es obvio que la educación en emprendedurismo, que induce a educarte en convertir los errores en oportunidades, es un aspecto muy deficiente en nuestro país. La famosa Educación 2.0 debería focalizarse más en este aspecto. Hay que cambiar las estadísticas en las que más del 80% de los chavales quieren ser funcionarios y sólo el 3% emprendedores y eso acaba siendo un problema muy serio porque acarrea la falta de esfuerzo, la creatividad y la innovación”.

“Hay iniciativas muy interesantes en los Estados Unidos, por ejemplo Digital Safari que dirige Mark Westwind y con el que hemos tenido varias colaboraciones, en el que a jóvenes de secundaria se les anima a crear empresas con capital virtual y los resultados han sido espectaculares. Otra iniciativa para aprender de ella es la Universidad Asheshi que fundó Patrick Awuah, ex-Microsoft, y que su “education core” es formar líderes empresariales con todo lo que ello supone”.

“Queremos salir de la crisis pero no estamos viendo que la mejor forma de hacerlo es formando a los que van a dirigir el mundo en unos años: nuestros hijos y desde luego no estamos reconociendo la ingente cantidad de errores empresariales que estamos cometiendo, quizás ahora es un buen momento”.

Queda claro que suscribimos al 150% sus palabras.

Archivado en: libro

Entrevista Radio Nou: Evitar errores a la hora de emprender en Internet (comercio electrónico)

Nos acaban de entrevistar en el programa Bon Matí, de Radio Nou. Hemos hablado sobre las reglas de oro para no cometer errores a la hora de emprender en Internet, sobre oportunidades para emprender en Internet (ahora mismo, sólo nos atrevemos a recomendar oportunidades en comercio electrónico) y sobre modelos de negocio que funcionan. Parece mentira que media hora dure tan poco. Se nos han quedado fuera muchas cosas.

Entre otras cosas, hemos hablado sobre cómo un negocio en Internet, a la hora de la verdad, se gestiona igual que un negocio off line, y sobre cómo a la hora de montarlo no podemos perder de vista la necesidad de hacer un buen plan de negocio, con un plan de viabilidad, con un estudio de mercado, con un plan de marketing… vamos, lo fundamental para emprender.

También hemos hablado de la importancia de conocer al usuario, la clave para acertar con una web que funcione en la Red.

¿Qué más? Hemos hablado sobre la posibilidad de emprender como autónomo en la Red y poner en marcha un comercio electrónico (en Emprendedores los dos hemos escrito hace muy poco sobre ello) y sobre cuánto cuesta (sin asesoramiento, piensa en una inversión inicial anual mínima de 5.000-6.000 euros (ojo: anual y dependerá de cada negocio y producto); es poco dinero, pero se va sumando: 240 euros de autónomo al mes, 20 euros por dos dominios, 100 euros por alojamiento al año, campañas de marketing mensuales de 150 euros en buscadores -modestas, muy modestas…–, más los viajes para negociar con las marcas, más mercancía…).

¿Todo esto en media hora? Sí. En cuanto tengamos el corte, lo colgamos. Mientras tanto, si tienes alguna duda, escríbenos a elerrorpositivo.libro@gmail.com

Archivado en: libro

Errores habituales (planificación)

Seguimos recuperando consejos a partir de errores habituales (recuerda que son consejos de emprendedores reales… nosotros tenemos poco –tirando a nada– de gurús, solamente tenemos una gran afición a escuchar y a seleccionar…). Ahora, en el terreno de la planificación, la estrategia, las habilidades…

1. Ojo con las otras crisis, las que no se ven:

“Piensa que no sólo te vas a enfrentar a periodos de crisis económica, también tendrás que afrontar crisis sectoriales, que no tienen por qué coincidir con las crisis económicas nacionales e internacionales, y con crisis de tu negocio, como, por ejemplo, que uno de tus mejores empleados se vaya a la competencia. Por eso tienes que aprender todo lo que puedas sobre tu sector antes y durante. Al principio, todos queremos hacernos ricos y se nos olvida todo esto… o sencillamente es que ni te lo planteas”.

2. No tengas prisa por crecer:

“Crecer es una decisión complicada y no exenta de riesgos, aunque también de oportunidades. Se debería abordar un proceso de crecimiento cuando tengas un modelo de gestión muy definido, muy estable y fiable y te acompañe una clientela afianzada y muestres una capacidad para seguir manteniendo o mejorando tu cifra de negocio con los mismos patrones de calidad. Pero crecer implica financiación, recursos humanos y mayores dificultades de gestión. La seguridad plena no existe pero sí podemos planificar los saltos para afianzar nuestro éxito”.

3. Multiplica por dos tu estimación inicial de tiempo:

“Por muchos proyectos que hayas gestionado, tu producto va a estar listo mucho después de lo que estimaste inicialmente. Esto es especialmente relevante para emprendedores primerizos. Piensa qué pasaría si el producto tardase en lanzarse el doble de lo planificado ¿tendrías fondos para soportar una desviación de ese tipo? ¿perderías tu ventana de oportunidad, por ejemplo, si tu producto es estacional? ¿cuántos posibles competidores podrían surgir en ese tiempo?”.

4. Delega, delega y delega… ah, y delega

“No lo quieras hacerlo todo tú. Está bien supervisar, implicarte, y estar al tanto de lo que ocurre en tu empresa. Pero debes saber delegar en aquellos en los que confías. Además tu abogado, sabe más que tú en leyes, tu contable, más que tu de números, y tu comercial, más que tú en técnicas de ventas. Por lo tanto deja la gente que haga su trabajo y reúnete con ellos periódicamente para ver la evolución de cómo van las cosas”.

Archivado en: libro

Errores habituales (gestión) 2 de 2

Más consejos para evitar errores habituales de gestión:

1. Con tus proveedores, cuánto más pesado puedas llegar a ser, mejor:

“Por desgracia tiene que ser así: Exige tus pedidos en sus fechas, sé pesado con ellos, que no se olviden de ti. ¿Cómo conseguir unas ciertas garantías? Intenta siempre que te firmen un contrato con penalización por incumplimiento de fechas de servicio. Tú no puedes perder un cliente por un atraso de entrega de un proveedor. El significado de la palabra “compromiso” no es el mismo para todo el mundo”. 

2. Pide siempre tres presupuestos a la hora de buscar proveedores:

“En el trato con proveedores el consejo es muy simple, pero esencial: pide siempre al menos tres presupuestos, y pide siempre por lo menos un descuento sobre el primer presupuesto. Estas dos prácticas las llevo a rajatabla y me han ahorrado muchísimo dinero”.

3. Busca proveedores hasta debajo de las piedras:

“En vez de buscar únicamente a proveedores de producto o de servicios que estén en el mercado, puedes llegar a posibles colaboraciones con centros tecnológicos o universidades [por ejemplo], que además de tener el mismo servicio que encuentras en el mercado, les haces participes en el proyecto y todos ganan”.

4. Los emprendedores que toman decisiones por sí solos asumen un gran riesgo:

“Según crece el negocio, cada día las decisiones se vuelven más complejas. Te resulta imprescindible disponer de varias fuentes de información antes de sacar conclusiones. Una vez disponemos de datos fiables, lo mejor es disponer de más de una opinión antes de tomar una decisión. Para ello, debes rodearte de personas capaces de aportar consejos constructivos… y desinteresados. Cuántos menos errores se cometan [que los vas a cometer], menos dinero se perderá y podremos avanzar mucho en el tiempo”. 

5. Atento a las señales de tu sector (este consejo no lo dio un emprendedor un año antes de que comenzara oficialmente la crisis):

“Cuando no hay alegría en un sector, se nota. Y cuando lo notas, tienes que ser cauto. De ahí la importancia de los gastos variables para tener cintura. No se trata de tener miedo. No pasa nada por dar un paso atrás. Claro que no tienes que dar la imagen de puertas hacia fuera”.

Archivado en: libro

Errores habituales (gestión) 1 de 2

Ahí van unas cuantas preguntas que te tendrías que estar haciendo si es que no te las estás haciendo ya:

¿Sigues el plan de negocio inicial de la empresa?

¿Hasta qué punto organizas tus procesos?

¿Hasta qué punto planificas tus procesos?

¿Cómo mides habitualmente los resultados de tu negocio?

¿Preguntas a tus clientes?

¿Te fijas objetivos?

¿Analizas los ratios de conversión de clientes y del número de transacciones?

¿No mides nada?

Estos son algunos de los mejores consejos que nos han ofrecido emprendedores de carne y hueso:

1. ¿Qué socio hace qué? (este consejo nos lo han contado emprendedores de distintos tamaños, entre ellos los fundadores de Atrápalo y Privalia, aunque la cita que recogemos es de una empresa muuuucho más pequeña).

“Es importante que cada fundador exprese claramente qué busca obtener del proyecto empresarial. Es importante que los objetivos estén alineados y para ello un ejercicio muy útil es analizar posibles escenarios futuros. También es importante identificar los roles que van a ser necesarios en la empresa, defínelos con precisión y establece por escrito qué roles va a asumir cada socio. Esto te ayudará a prevenir problemas en el futuro o incluso a abortar a tiempo un proyecto empresarial con riesgo de conflictos entre los socios”.

2. Si no vas a poder pagar, no contrates:

“Vamos a ser coherentes. Si tu empresa no tiene volumen todavía para tener un empleado en plantilla para que se encargue de un área concreta, subcontrata ese servicio hasta que puedas tener un empleado propio. Por un lado, vas a reducir los gastos sin renunciar a obtener servicios de valor contratados a terceros. Por otro, no le vas a hacer perder el tiempo, y el esfuerzo, a nadie. Es fundamental saber los recursos humanos que debes de emplear en que cada departamento y no crear falsas expectativas cuando estás empezando. Piénsatelo dos veces antes de cometer este error”.

3. Tu éxito no es sólo tuyo, también es de tu plantilla:

“No te engañes. No puedes conseguirlo sólo. Así que haz partícipes a tus empleados de los éxitos y evoluciones de tu negocio. Al fin y al cabo esto es un barco lleno de tripulantes, aunque tú lleves el timón y seas tú el que no duermes por las noches. Si se hunde os hundís todos así que cuando las cosas salgan bien, que la tripulación se entere. Si las cosas van mal, se lo cuentas a tu almohada”.

4. No te confíes: Tus empleados pueden no tener tus mismas aspiraciones:

“Al principio los empleados se entusiasman con el proyecto, pero a medida que ven cómo la empresa va creciendo quieren más. Tienes que conseguir que si tu gente vea que el año pasado haciendo X cobraba tanto, si este año haciendo X + 5 debería ganar más. En la gestión de recursos humanos a mi empresa le hubiera ayudado saber que no todos los profesionales tienen tus mismas aspiraciones, aunque en los procesos de selección afirmen e incluso rubriquen un compromiso con los objetivos de la empresa, que luego muchos olvidan”.

5. Tus comerciales, los mejor pagados:

“Hay áreas del negocio donde son más importantes los paquetes retributivos y el clima de trabajo. Son puestos donde tener atractivo es importante para atraer a gente y retenerla. No es lo único, pero es importante. Dedica tiempo a estructurar tus paquetes retributivos y tu sistema retributivo y a hacerlo muy competitivo. Como te podrás imaginar, estoy hablando del departamento de ventas-comercial. Una red comercial que no está motivada o formada o que no transmite lo que la empresa quiera que transmita es un riesgo que no te puedes permitir”.

Si te animas a emprender en solitario, a lo mejor te interesa leer este reportaje que publicamos en la revista Emprendedores. También te puede interesar este otro reportaje.

Archivado en: libro

Errores habituales (finanzas) 2 de 2

Ahí va la segunda parte de consejos en primera persona para evitar los errores más habituales al comenzar a gestionar las ‘finanzas’ de un negocio:

1. Calcula la amortización de todas tus inversiones:

“No se pueden hacer las inversiones por impulso, sin medir el objetivo y la amortización de todas ellas. ¿Te has preguntado si para empezar con tu actividad tienes que adquirir todos los recursos que vas a necesitar o si podrías hacer muchas adquisiciones de manera paulatina viendo las expectativas de crecimiento de tu empresa?”. 

2. Trabaja siempre un 50% por adelantado:

“La forma de negociar la forma de pago es un punto determinan-te en la viabilidad de tu negocio. Lo mas importante es hacer caja desde el minuto cero. Decir “pago a 30”, significa “pagaré a 60-90”. Hay que ser muy tajante en esto. Al final, los que terminan ganando siempre son los bancos negociando nuestros cobros a cuenta de nuestros beneficios”.

3. Calcula un fondo de tesorería para más de tres meses:

“Normalmente, en un plan financiero se pone tesorería para tres meses más o menos. Es muy importante tenerlo bien calculado. Piensa a más largo plazo. Tienes que tener una estructura de cobros y pagos adecuada. Si no, puede que tengas que hacer frente a problemas de ahogo financiero en tus primeros años de vida. Al principio resulta complicado para muchas empresas ya que necesitan contar rápidamente con un catálogo de productos y eso implica una cuenta de gastos muy superior a la de beneficios. Pero esto no quita que se analice la liquidez del negocio”.

4. Sobre los retrasos en pagos: ¿Retrasos insatisfecho o moroso financiero?:

“Analiza los retrasos en cualquier pago. Si se trata de un cliente, ¿es por insatisfacción o porque el cliente tiene problemas financieros? En el primer caso tienes que responder para desbloquear la deuda y poder cobrar. En el segundo caso tienes que ser rápido para ser el primero en cobrar. Una mala gestión de la tesorería puede hacer fracasar a una empresa aún cuando tiene una buena política comercial y un buen producto o servicio”. 

5. Es importante hacer revisiones semanales de los estados financieros:

“Puedes encontrarte con que las cifras no cuadran porque el negocio va mal o por un error de cálculo en tu plan de negocio. De ahí que debas repasar la cuenta de resultados mensualmente, y compararla con el plan de negocio, y estudiar por qué se producen las desviaciones. Y eso hay que compararlo con otros ejercicios económicos y con empresas del mismo sector. A lo mejor tienes una rentabilidad del 1%, pero es que a lo mejor es normal. El número en frío a lo mejor no te dice nada”.

Si estás comenzando a montar una empresa, te va a interesar leer este reportaje que publicamos en Emprendedores.

Archivado en: libro

El error positivo en Twitter