El error positivo

Un libro sobre cómo convertir los errores en oportunidades.

Errores habituales (gestión) 2 de 2

Más consejos para evitar errores habituales de gestión:

1. Con tus proveedores, cuánto más pesado puedas llegar a ser, mejor:

“Por desgracia tiene que ser así: Exige tus pedidos en sus fechas, sé pesado con ellos, que no se olviden de ti. ¿Cómo conseguir unas ciertas garantías? Intenta siempre que te firmen un contrato con penalización por incumplimiento de fechas de servicio. Tú no puedes perder un cliente por un atraso de entrega de un proveedor. El significado de la palabra “compromiso” no es el mismo para todo el mundo”. 

2. Pide siempre tres presupuestos a la hora de buscar proveedores:

“En el trato con proveedores el consejo es muy simple, pero esencial: pide siempre al menos tres presupuestos, y pide siempre por lo menos un descuento sobre el primer presupuesto. Estas dos prácticas las llevo a rajatabla y me han ahorrado muchísimo dinero”.

3. Busca proveedores hasta debajo de las piedras:

“En vez de buscar únicamente a proveedores de producto o de servicios que estén en el mercado, puedes llegar a posibles colaboraciones con centros tecnológicos o universidades [por ejemplo], que además de tener el mismo servicio que encuentras en el mercado, les haces participes en el proyecto y todos ganan”.

4. Los emprendedores que toman decisiones por sí solos asumen un gran riesgo:

“Según crece el negocio, cada día las decisiones se vuelven más complejas. Te resulta imprescindible disponer de varias fuentes de información antes de sacar conclusiones. Una vez disponemos de datos fiables, lo mejor es disponer de más de una opinión antes de tomar una decisión. Para ello, debes rodearte de personas capaces de aportar consejos constructivos… y desinteresados. Cuántos menos errores se cometan [que los vas a cometer], menos dinero se perderá y podremos avanzar mucho en el tiempo”. 

5. Atento a las señales de tu sector (este consejo no lo dio un emprendedor un año antes de que comenzara oficialmente la crisis):

“Cuando no hay alegría en un sector, se nota. Y cuando lo notas, tienes que ser cauto. De ahí la importancia de los gastos variables para tener cintura. No se trata de tener miedo. No pasa nada por dar un paso atrás. Claro que no tienes que dar la imagen de puertas hacia fuera”.

Anuncios

Archivado en: libro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: