El error positivo

Un libro sobre cómo convertir los errores en oportunidades.

Jeff Bezos y la teoría de Orbea

Llevamos escuchando y leyendo sobre la muerte del Kindle (el eBook de Amazon) frente al iPad una larga temporada.

Los ‘expertos’ (así, entre comitas) aseguran que el Kindle tiene que parecerse al iPad si quiere sobrevivir (hay, por cierto, un excelente resumen de Nicholas Deleon de las críticas en CrunchGear). Tras el lanzamiento del nuevo Kindle, esas críticas se han acentuado. Y Bezos ha tenido que salir al quite en una entrevista.

Viene a decir que su dispositivo es perfectamente compatible (en el sentido de que puede co-existir en el mercado) con el iPad y que está pensado para la gente que lee mucho, no para la gente que lo mismo lee, que escucha música o que ve vídeos o que se pone a trabajar en un PowerPoint para la oficina. Para eso, dice están dispositivos como el iPad. Para “lecturas de larga duración” (un buen naming y ‘concepting’) está el Kindle.

Bezos también dice que son los autores los que crean una experiencia de lectura, no un dispositivo. Es Shakespeare o Hemingway quien captura al lector. Y resalta que “nuestro trabajo es facilitar una experiencia… de conveniencia: que los libros se puedan descargar en 60 segundos, que la pila dure un mes y que el aparato no se caliente”.

Esta postura nos ha recordado a la lección que incluimos en El error positivo de la empresa Orbea, que cuando todo el mundo le decía que se estaba equivocando, ellos, conscientes de lo que hacían, y fieles a su día, hicieron oídos sordos y siguieron adelante. No es una mala lección: que los demás te digan que te estás equivocando, no quiere decir que te estás equivocando. Si quieres leer la historia, está en El error positivo.

Una curiosidad. Bezos siempre se ha comportado así. Bezos cuenta que justo un año después de poner en marcha su empresa, una de las grandes cadenas de librerías estadounidenses, Barnes & Noble, abría su tienda on line.

Ahí estaba una empresa de 125 empleados y 60 millones de dólares de facturación –lo que no estaba mal para un start-up– frente a un gigante de 3.000 empleados y una facturación de 3.000 millones de dólares.

La plantilla tenía miedo y ese miedo había llegado a oídos de Bezos, que enseguida le reunió a todos. “Está bien”, les dijo, “si queréis levantaros por las mañanas con miedo, hacedlo si queréis, pero no os levantéis con miedo a la competencia, sino tened miedo de los consumidores, que son los que nos pagan”.

Les decía que no se desenfocaran de su negocio: pensar en cómo atraer a sus consumidores. Tampoco es una mala lección.

ACTUALIZACIÓN: El sorprendente mundo del SEO:

Anuncios

Archivado en: libro

One Response

  1. iñaki R.J. dice:

    En cierto es verdad, lo que pasa es que para convencer a los consumidores tambien se necesita de un producto mas innovador. Y lamentablemente Appl tiene mas i+d que amazon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: