El error positivo

Un libro sobre cómo convertir los errores en oportunidades.

¿Cómo que la banca frena a los emprendedores tecnológicos?

Yo y mi manía de hacer amigos a cualquier precio. En fin. Allá voy.

Desde hace tiempo sigo con admiración y envidia a partes iguales -he decidido ser razonablemente más honrado este curso académico, y sí, varios lustros después de dejar el colegio y la universidad esa sigue siendo una de mis medidas de tiempo- al columnista del diario británico The Guardian Ben Goldacre y a su sección de Mala ciencia, en la que le pone la lupa encima a cualquier noticia o reportaje de origen científico -venga de una nota de prensa interesada de una farmacéutica o venga de la pluma bienintencionada de un periodista científico que se pierde con las estadísticas y no está acostumbrado a cuestionar a sus fuentes-. Desde las supuestas bondades de fármacos hasta los inverosímiles datos estadísticos que tanto gusta publicar -no sé, como que dos de cada tres periodistas tienen sueño a las tres de la tarde, bueno tú ya me entiendes-.

El caso es que llevo tiempo dándole vueltas a importar esta idea y trasladarla al mundo de la economía -y al nicho de los emprendedores- y llamarlo algo así como Mala Economía.

El caso es que nos ha llegado a la Redacción recientemente una nota de prensa del Startup Bootcamp que reza: “La banca frena a los emprendedores tecnológicos europeos”. La nota asegura que, “según una encuesta realizada a 115 emprendedores hay un fallo en las organizaciones financieras” y que “el potencial de los empresarios de tecnología europeos se ha estancado debido a la banca y la comunidad financiera europea”. ¿El quéeeeeeeeee? A ver señores, tengamos cuidado con los mensajes que lanzamos. A los bancos se les puede acusar de muuuuuuchas, muuuuuuuuchas cosas -y eso lo puede explicar mejor que yo cualquier periodista de macro, que a mi, me sacas de la microeconomía y me pierdo y prefiero derivaros a Michael Lewis-, pero decir que frenan a los emprendedores, ufff, como que es meter una idea chunga -muy chunga- a futuros emprendedores y a emprendedores que acaban de empezar y luego se creen estas cosas y piensan que o les entra un capital riesgo o se incuban o están perdidos. Más que nada porque se pueden creer que necesitas dinero del banco para crecer o que no creces si no te da dinero el banco o que no tienes empresa sin dinero externo.

A ver, que me entere yo bien. ¿El banco te tiene que dar pasta para crecer o si no, no creces? ¿Los emprendedores tienen que esperar que sean los bancos los que les den dinero para crecer? Porque si es así, no lo entiendo. Desde que comenzó la crisis, y sobre todo en el último año, las historias de emprendedores tecnológicos más interesantes que nos han llegado han arrancado y han crecido… con fondos propios, con el dinero que era capaz de generar el negocio, renunciando a repartir beneficios, con sueldos justitos, que todo llegará -no sé, por ejemplo, Genera Interactive, por hablar de una historia de éxito-. Y algunas de las empresas españolas tecnológicas que más admiro -sobre todo porque entraron en sectores que ahora ya funcionan, pero que hace cinco suponían una apuesta arriesgada- han crecido sin préstamos, ni subvenciones. Y no tecnológicos, ya ni te cuento. Y como han generado pasta, y han demostrado que saben cómo ganar pasta, no han tenido problemas para encontrar luego pasta, que a lo mejor ahí está el problema.

Cuando leo este tipo de mensajes, luego me cuadra cuando nos llegan a la Redacción proyectos tecnológicos que:

1. No tienen en cuenta, los plazos de arranque. Todo el mundo cuenta con estar facturando en porcentajes altos el primer mes. No tienen en cuenta los periodos de cobro de los clientes (un cliente que te pague a 30 días ya es un chollo hoy en día).

2. No miran tampoco el periodo de maduración del desarrollo del proyecto. Si desde que empezáis a negociar el contacto con el cliente hasta que firmáis el contrato y luego hasta que les envías los productos o prestáis el servicio hay una elaboración por medio o un tránsito de importación por medio, eso hay que valorarlo.

Claro, como esperan a que les metan dinero y no tienen que preocuparse por el negocio… ¿Para qué van a tener otra línea de negocio que genere pasta? Son negocios cuyos hitos son pedir pasta, mucha pasta. Y como explica gente que sabe de estas cosas más que yo, comoAntonio Manzanera, los hitos tienen que ser de producto, de servicio, de negocio, y si se pide pasta, pedir poco a poco.

Creo que los titulares que habría que lanzar si queremos meter el miedo en el cuerpo a los emprendedores deberían ir en esta otra línea:

La falta de previsión en los plazos de arranque frena a los emprendedores tecnológicos

Ignorar el periodo de maduración de un proyecto frena a los emprendedores tecnológicos

La incapacidad para generar ingresos desde el primer día frena a los emprendedores tecnológicos

La incapacidad para demostrar que son capaces de generar ingresos a potenciales inversores que sí tienen pasta frena a los emprendedores tecnológicos

Porque los que se saben esto, saben luego crecer sin tener que depender de un banco o saben crecer con solidez como luego ir a pedir dinero a bancos o inversores (que en ese caso, nos cuentan muchos emprendedores en las barricadas, sí que dan pasta).

Y luego la gente se enfada cuando les digo que viven en Emprendelandia (país al que, por cierto, tengo que llamar a parti de ahora Emprendistán, ya que acaba de salir una plataforma de crowdfounding para emprendedores con el mismo nombre).

(Entrada original en www.emprendedores.es)

Anuncios

Archivado en: opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El error positivo en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: